Evaluación del Detector de Metales XP DEUS en los Estados Unidos

Metal Detector.com product specialist Moe DiPinto testing XP Deus

Especialista de productos Moe DiPinto probando el XP Deus detector de metales inalámbrica en la playa. La arena de sal húmeda de Nueva Inglaterra es una de las más duras para cualquier detector de metales en los Estados Unidos.

Como especialista de producto en MetalDetector.com, una de las mejores partes de mi trabajo es probar el equipo más nuevo. Me inicie en la detección de metales en el año 1989 y he tenido la oportunidad de usar una gran variedad de equipos en estos años. Después de leer sobre el éxito de XP DEUS fuera, estaba ansioso de tener uno en mis manos. A primera vista, me impresiono el cómodo y único diseño inalámbrico. Para esta publicación, decidí probarlo con la bobina de búsqueda estándar en una playa de agua salada y en una vieja granja. He cazado en ambos sitios varias veces en el pasado y sabía que esperar de cada uno.

Con una fresca brisa de otoño y mi DEUS completamente cargado, decidí poner a prueba la unidad. Mi primera prueba fue una de las duras playas de agua salada de New England. Llegue a una marea baja la cual sabía que me iba a dar bastante arena húmeda donde cazar. No tuve problemas balanceando la tierra del detector. Seleccione el modo de playa húmeda y mi nivel de discriminación a 22. Ajuste mi sensibilidad a 70 y luego la frecuencia a 17.8 kHz. No tomo mucho tiempo para empezar a buscar monedas. El detector funciono sin problemas y produjo señales claras incluso en objetivos a más de 8 pulgadas. ¡Mi primer tono bajo fue un anillo de lata a 10 pulgadas! Con unas cuantas horas bajo mi cinturón tenía una buena cantidad de monedas, un anillo de plata y un arete de oro de 10k para mostrar mis esfuerzos. Me impresiono cuantos objetivos encontré en una playa que es bastante visitada por cazadores de tesoros.

Product specialist Moe DiPinto test the XP Deus at an old farm site.

Especialista de productos Moe DiPinto probando el XP Deus detector de metales inalámbrica en una vieja granja en Nueva Inglaterra. Este lugar infestado de hierro demostró no ser rival para el Deus XP.

Para mi segunda cacería decidí tomar mi maravilla inalámbrica a una vieja granja que he visitado varias veces durante estos años. El sitio tiene varios clavos de hierro ya que el granero original fue destruido por un incendio. La propiedad está llena de pequeños trozos de metal. Configure el detector al modo rápido (fast mode) DEUS, la discriminación a 45, la sensibilidad a 82 y la frecuencia a 12kHz. El detector es tan liviano que lo pude usar todo el día. Cuando encendí la unidad y empecé a detectar, las señales eran pocas y bastante lejanas. ¡Luego obtuve mi primer objetivo! La pantalla identificaba a mi hallazgo como un 94. Esperaba que mi primer objetivo fuera plata vieja, pero resulto ser una moneda Washington de 25 de 1969. El objetivo estaba a unas 7 pulgadas y dio una señal alta y repetitiva. Mi segundo hallazgo fue un ID 88 y fue más débil. Ansioso por extraerlo, no perdí tiempo y encontré un centavo de 1956 a más de 10 pulgadas.

En resumen, el DEUS es versátil y puede con todos tipos de condiciones de suelos con facilidad. Las funciones en esta máquina no tienen igual y el desempeño en el campo es excepcional. El concepto inalámbrico me convirtió y ahora estoy enganchado con el nuevo DEUS. Espero que mis amigos de cacería no encuentren tan rápido este emocionante detector de metales.